Desarrollar software debería ser divertido

Hace ya bastante tiempo, cuando empecé a desarrollar software de forma más o menos profesional, recuerdo las largas noches delante del ordenador escribiendo código y más código, delante de una pantalla con fondo negro.

Aunque mi profesión me apasionaba, no puedo evitar recordar lo tedioso que me parecía el escribir tantas líneas, cuidar extremadamente la sintaxis, compilar…

Con el tiempo y a medida que las diferentes plataformas de desarrollo por las que pasé avanzaban tecnológicamente, mis soluciones empresariales aumentaban en calidad pero el tiempo invertido, y en muchos casos el aburrimiento, aumentaba.

Con la aparición de nuevas plataformas orientadas a objetos y de herramientas RAD todo parecía que sería mucho más sencillo y divertido.

Y la verdad es que desarrollar a partir de entonces empezó a ser más fácil pero no más divertido ya que la productividad de algunas plataformas no era del todo satisfactoria y continuaba necesitando de herramientas complementarias, compiladores y diversas librerías.

¿Porqué no me divertía?

Pues porque necesitaba un alto grado de formación, con curvas de aprendizaje altas y eso implicaba el estar más pendiente de la tecnología que de la solución a desarrollar.

¿Que necesitaba para divertirme desarrollando software?

Encontrar una plataforma de desarrollo con una curva de aprendizaje plana, que se ocupara ella misma de la tecnología, con una base de datos potente, en español, con una comunidad colaborativa, donde pudiera aprovechar el trabajo realizado por otros desarrolladores, que al llamar por teléfono respondieran…

No es tan difícil (o sí) encontrar una plataforma que te permita desarrollar aplicaciones empresariales divirtiéndote.

Todos los requisitos que para mí eran necesarios dependían en gran medida de que la empresa que me proporcionara esa tecnología pensara de igual forma, ya que muchos de los puntos remarcados correspondían más a una filosofía de empresa que a una estrategia tecnológica.

Aunar ambos aspectos es lo que puede hacer triunfar a una compañía frente a otras, y no es fácil. En Velneo lo sabemos y llevamos ya varios años cimentando el futuro pensando en que desarrollar aplicaciones empresariales debe ser divertido, llevándolo incluso al extremo de nuestro eslogan Life is Soft.

Nos queda mucho camino por hacer, pero no me cabe la menor duda de que a partir de que conocí Velneo, desarrollar aplicaciones empresariales para mí es divertido.

Life is Soft.

Escribir un comentario

Puede usar este HTML tags y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>